martes, 15 de diciembre de 2009

Marilyn Monroe era esquizofrénica


Cuando parecía que todo estaba escrito, una nueva investigación remece su recuerdo. La abuela y la madre de Marilyn Monroe terminaron en un manicomio. Y ella heredó la misma enfermedad, por lo que vivió al final de sus días en una gran mentira. Así lo asegura Randy Taraborrelli, experto biógrafo hollywoodense y autor de The Secret Life of Marilyn Monroe. Según él, la Monroe tuvo un affaire con John Kennedy que duró sólo una noche y jamás hubo nada entre ella y Robert, el hermano del presidente.

Pero lo que Taraborrelli descubrió puede cambiar la imagen que el mundo tiene sobre la diva de los ’50: descrita por sus propios terapeutas como borderline, la actriz sufría de una esquizofrenia paranoica. Una enfermedad presente en su familia y que habría heredado.

DELLA MONROE FUE LA PRIMERA EN PRESENTAR SÍNTOMAS. Su abuela era considerada una mujer extravagante, desequilibrada y liberal. La compleja historia se fue tejiendo cuando conoció a su vecina Ida Bolender, opuesta a ella, ultrarreligiosa y conservadora. Cuando Della llegó hasta su casa a decirle que su hija Gladys, de 25 años, estaba embarazada y no se sentía capaz de cuidar a esa niña que venía en camino, la vida de ambas cambió para siempre.

El futuro podría haber sido auspicioso si su madre biológica no se hubiera obsesionado con recuperarla cuando cumplió 7 años. Cuando se estaban acostumbrando a vivir las tres juntas (con Grace McKee), una trágica noticia demolió la estabilidad de Gladys. En octubre de 1933 recibió una carta en la que le informaban de la muerte de su primer hijo, Desesperada, arremetió contra marilyn: “¿Por qué no fuiste tú?”. Gladys sufría de esquizofrenia paranoica y debía ser internada.

Marilyn tenía 16 y aún peregrinaba por varias casas. Frente a la posibilidad de tener que volver al orfanato, puso sus ojos en un estudiante algunos años mayor: Jim Dougherty, que se transformó en su marido y en su tabla de salvación.

EL ÉXITO AUMENTABA, TAMBIÉN LAS VOCES EN SU CABEZA. Tal como su madre y su abuela, la actriz comenzaba a mostrar signos de desequilibrio que fueron rápidamente aplacados por barbitúricos. en enero de 1954 se casó con el beisbolista Joe Di Maggio. El matrimonio terminó después de nueve meses y se refugió en los brazos de Frank Sinatra. “Marilyn siempre decía que si tenía algún problema, había sólo una persona en el mundo que podía ayudarla: Frankie”, relata Taraborrelli.

“CON ROBERT KENNEDY NUNCA EXISTIÓ UNA RELACIÓN, fue pura fantasía”, aclara Taraborrelli, entregando una versión inédita acerca de uno de los episodios más comentados en la vida de la Monroe: su cercanía con los hermanos Kennedy. El romance con John —en esos años presidente de Estados Unidos— y luego con Robert, Fiscal General, siempre se dieron por seguros. Pero la versión del autor es distinta. Según él, Marilyn y JFK sólo pasaron un fin de semana juntos ,una noche de sexo casual .

Según el autor, nunca existió un romance entre ella y Robert Kennedy. La presentación en el Madison Square Garden marcó el principio del fin para Marilyn. Bebía todo el día y había adquirido la peligrosa costumbre de inyectarse ella misma dosis de un peligroso cóctel de barbitúricos. El 4 de agosto de 1962, el doctor Ralph Greenson decidió dejar a una enfermera cuidando a Marilyn. Le preocupaba su evidente depresión y las ‘voces’ de su cabeza la atormentaban constantemente.

A las dos de la mañana la enfermera llamó al médico alarmada porque Marilyn estaba encerrada en su habitación. Cinco minutos después la encontraron muerta, con el teléfono en la mano y decenas de frascos de pastillas en su velador.

Aunque muchas teorías se han tejido acerca de la muerte de la Monroe, algunas de las cuales involucran a los hermanos Kennedy, quienes supuestamente querían ‘silenciar’ a una desesperada mujer, Taraborrelli es claro en su tesis: “Si estuviéramos hablando de alguien estable, que nunca tuvo problemas de sobredosis, a lo mejor podríamos cuestionar las circunstancias de su muerte. Pero vivió siempre al límite, tuvo dos sobredosis justo un mes antes de su muerte. A lo mejor la pregunta es si ella realmente tenía la intención de suicidarse o si se le escapó de las manos”.

No hay comentarios: